Flor de sacuanjoche

Flor de sacuanjoche
Flor de sacuanjoche-Flor nacional de Nicaragua

lunes, 23 de abril de 2007

Managua: dos terremotos, 1931 y 1972


T E R R E M O T O 1 9 3 1

La Iglesia de Candelaria, situada en los linderos de la ciudad, en el barrio del mismo nombre al este de la Catedral,
quedó completamente derruída.




Así lucía la Avenida Bolívar tras el sismo
La Avenida 1 Este pasaba en medio de los mercados, se llamó después Avenida delCentenario. Al fondo, la Catedral de Managua en construcción.


Fatídico Martes Santo
A las 10:20 de la mañana del 31 de marzo de 1931, martes santo, un terremoto de 4,7 grados en la escala Richter estremeció y barrió la capital. La noticia fue transmitida a Nueva York vía cable desde la Tropical Radio Telegraph Company con sede en Managua, de ahí a San Juan del Sur y del puerto a Masatepe para que se la llevaran al Presidente de la República, José María Moncada, quien estaba en Venecia, Laguna de Masaya (a unos 25 kms. de la capital). Ese aciago día perecieron más de 1,500 personas.

3 comentarios:

Luar dijo...

Solo por curiosidad...

El terremoto de Lisboa (Portugal) de 1755 tuvo lugar el 1 de noviembre de 1755, a las 9.20. Fue uno de los terremotos más destructivos y mortales de la historia, causando la muerte de entre 60.000 y 100.000 personas.

El sismo fue seguido por un tsunami y un incendio, causando la destrucción casi total de Lisboa.

El acontecimiento fue discutido extensamente por los filósofos ilustrados europeos, inspirando progresos importantes en la teodicea y la filosofía de lo sublime. Además, al ser el primer terremoto cuyos efectos sobre un área grande fue estudiada científicamente, señaló el nacimiento de la sismología moderna. Los geólogos estiman hoy que la magnitud del terremoto de Lisboa sería de un 9 en la escala de Richter, con su epicentro en el océano Atlántico a unos 200 km al oeste-sudoeste del Cabo de San Vicente.

Al igual que el rey, el primer ministro Sebastião de Melo (el Marqués de Pombal) sobrevivió el terremoto. Se cuenta que respondió a quien le preguntó qué hacer: "Cuidar de los vivos, enterrar a los muertos". Con el pragmatismo que caracterizó todas sus acciones, el primer ministro comenzó inmediatamente a organizar la recuperación y la reconstrucción.

No mucho después de la crisis inicial, el primer ministro y el rey rápidamente contrataron arquitectos e ingenieros, y en menos de un año, Lisboa estaba ya libre de escombros y comenzando la reconstrucción. El rey estaba ansioso de tener una ciudad nuevo y perfectamente ordenada. Manzanas grandes y rectilíneas, amplias avenidas fueron los lemas de la nueva Lisboa. Cuando alguien le cuestionó al Marqués de Pombal la necesidad de tales calles anchas, éste contestó: "un día serán pequeñas". De hecho, el caótico tráfico de la actual Lisboa refleja la sabiduría de la respuesta.

Un poco de la historia de mi pais!
Saludos.

Diamantina dijo...

Hola, Luar: Esta vez haré una excepción contestando este post. Gracias por toda la información, había leído todo éso pero ya lo había olvidado y de estas tragedias debemos tomar sus enseñanzas, nunca olvidarlas.


A diferencia de Lisboa, hoy a 34 años aún quedan ciertas ruinas en el centro de Managua y mucha de la ayuda internacional-en su momento- quedó en manos corruptas.

ana dijo...

Yo era adolescente cuando fuí con mi padre a Managua.Todavía habìa restos del terremoto-no recuerdo si fuè en el final de los cincuenta o en los sesenta -de este siglo.Me acuerdo de la edificaciòn moderna dañada.Se habìan hecho muchos edificios y obras edilicias que se destruyeron.Lo que me impresionaba eran los edificios con sus primeros pisos derrumbados y los otros en pié.
Me acuerdo que en uno de sus remezones a mi al principio me pareciò que me apretaban la nuca.Creía que me habìa dado un ataque.Como nunca habìa sentido eso el susto todavìa lo siento.