Flor de sacuanjoche

Flor de sacuanjoche
Flor de sacuanjoche-Flor nacional de Nicaragua

martes, 19 de agosto de 2008

El río del Olvido


La primera vez que fui a Galicia, mis amigos me llevaron al río del Olvido. Mis amigos me dijeron que los legionarios romanos, en los antiguos tiempos imperiales,habían querido invadir estas tierras, pero de aquí no habían pasado: paralizados por el pánico, se habían detenido a la orilla de este río. Y no lo habían atravesado nunca, porque quien cruza el río del Olvido llega a la otra orilla sin saber quién es ni de dónde viene.

Yo estaba empezando mi exilio en España, y pensé: si bastan las aguas de un río para borrar la memoria. ¿qué pasará conmigo, resto de naufragio, que atravesé todo un mar? Pero yo había estado recorriendo los pueblecitos de Pontevedra y Orense, y había descubierto tabernas y cafés que se llamaban Uruguay o Venezuela o Mi Buenos Aires Querido y cantinas que ofrecían parrilladas o arepas, y por todas partes había banderines de Peñarol y Nacional y Boca Juniors, y todo eso era de los gallegos que habían regresado de América y sentían, ahora, la nostalgia al revés. Ellos se habían marchado de sus aldeas, exiliados como yo, aunque los hubiera corrido la economía y no la policía, y al cabo de muchos años estaban de vuelta en su tierra de origen, y nunca habían olvidado nada.

Y ahora tenían dos memorias y tenían dos patrias.


Fragmento de la obra "El libro de los abrazos" del uruguayo Eduardo Galeano

.

6 comentarios:

Luar dijo...

Voy muchas veces a Galicia, pero aun no conozco el rio del Olvido...o sera que no me acuerdo???

Saludos!

Abel Asvir dijo...

Yo me he bañado en las aguas de "o rio do esquecemento" tratando de olvidar, pero no funciona, eso si sales limpio, fresco y muy relajado.


no me olvido de madarte muchos besos

Javier dijo...

que bueno es "ser" y "saber ser" "universal" un beso indita

Conral dijo...

Qué bonito es este fragmento. Cuando las cosas calan, cuando las vivencias son fuertes no se olvidan nunca y se pueden tener no varias patrias sino un solo mundo.
Un abrazo, amiga.
Conchi

Orlando dijo...

Habría que recordar aquella canción pooema de Facundo Cabral: No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad.

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola! tiene que ser precioso el lugar no le conozco pero ya me gustaría! Seguimos en contacto! un abrazoo grandee!