Flor de sacuanjoche

Flor de sacuanjoche
Flor de sacuanjoche-Flor nacional de Nicaragua

domingo, 12 de octubre de 2008

ESTOY CONSTERNADA. La pena me embarga.














Ayer sábado falleció en un terrible accidente de tránsito una de mis mejores amigas, más que una amiga, una hermana.


Me enteré hasta el día de hoy al leer los diarios, por cierto, más tarde que de costumbre los días domingos.

No pude ir a su sepelio porque sus hijos la llevaron hasta Somoto, en el norte del país y hubiese llegado con unas dos o más horas de retraso.

Vilma falleció a las 7:30 del sábado once y habíamos conversado el viernes a las 6:30 de la tarde. Como era su costumbre-y nadie más la ha tenido conmigo-me decía: "Recordá siempre que yo te aprecio muchísimo, puede ser que ni nos veamos pero siempre me acuerdo de vos con mucho cariño". Agregó, como desde hace unos meses venía repitiéndome :"No te olvidés que tu primer dibujo es mío". Se refería a los que tengo que exponer como requisito para aprobar el primer año en la escuela de artes.

Es usual oir decir de las personas recién fallecidas:¡Tan buena que era...! palabras que dichas por quienes le hicieron la vida imposible al fallecido, suenan peor que insulto...A una hermana mía - vive en el norte- a quien llamé para que fuese desde Ocotal al sepelio le sorprendió ver una inmensa cantidad de personas. Ella escuchó el comentario que una vez por año Vilma llegaba a un barrio pobre a repartir paquetes de alimentos y otros bienes entre la gente. Y no es que fuese adinerada. No. Pero tenía un corazón gigante. Y hacía pocos días había cumplido cincuentitrés años...Una vez más, a los pobres les tocó perder...¡Tan buena que era!

Quiero decir a todas y cada una de la personas que tengan la oportunidad de leer ésto: Nunca permitan que la última palabra con la que se despidan de un ser amado sea de disgusto. Siempre que tengan oportunidad digan a sus seres queridos palabras cariñosas. ¡Nunca se sabe si luego será demasiado tarde!

15 comentarios:

Abel Asvir dijo...

En momento como este es dificil decir algo que realmente no sobre, te envio todo el ánimo que puedo, un beso grande

Conral dijo...

Lo siento muchísimo, Melba. Es una situación muy dolorosa. No tengo palabras de consuelo. Piensa en las que ella te decía, seguro que te hacen bien.
Yo, en la distancia, también te aprecio.
Un fuerte abrazo.
Conchi

planseldon dijo...

Yo recuerdo hace unos años que me enteré también por la prensa de la muerte en accidente de tráfico de un amigo que había sido profesor mío de latín en el bachillerato, y al que estaba muy unido, le iba a ver casi todos los meses, charlábamos, me daba consejos y le contaba mis problemas. Murió muy joven, creo que no había cumplido los cincuenta, y también me dejó muy consternado. Como tú dices son cosas que nos hacen pensar en cuál va a ser la última palabra que digamos a un ser querido, pero también creo que, a veces, corremos el riesgo de ser demasiado duros con nosotros mismos: quizás esa última vez discutimos o dijimos alguna tontería (quién no la dice), pero si tenemos la conciencia clara y la certeza de haber amado a a esa persona, creo que podemos sentirnos de cierta manera reconfortados. Un besom Melba.

DePaco dijo...

Ánimo, amiga, poco más te puedo decir.

Javier dijo...

espero que te vayas sintiendo mejor, un beso indita

Luar dijo...

Ánimo y un abrazo muy especial!!

Javier dijo...

Siento de verdad lo que ha sucedido, llevas mucha razón con lo que comentas, lo peor es que nunca pensamos que sea el último, como ya escribí y estraje de un libro, todos sabemos que vamos a morirnos pero ninguno queremos creérnoslo.
Que pronto puedas superar esa pérdida.
Un abrazo

Ulysses dijo...

Perece que a muchos nos ha pasado algo parecido, en la universidad estaba trabajando en una disertación con un amigo y compañero, terminamos y dejamos todo listo para el dia siguiente. Miamigo se fue y al dis siguiente me llaman diciendo que falleció en un accidente de transito.

No hay palabras de consuelo, salvo el apoyo de los amigos.

Ánimo amiga.
Saludos y un gran abrazoi

Conral dijo...

Un abrazo, Melba. El tiempo nos ayuda a que cicatricen las heridas, aunque las marcas siempre quedan.
Feliz fin de semana.
Conchi

Orlando dijo...

Hola Melba. Por acá de regreso. Siento mucho lo de tu amiga. Animo. Un fuerte abrazo

carlos dijo...

Lo siento mucho, Melba y te envío un fuerte abrazo. Por desgracia, me hago una idea sobre lo que sientes.

Una vez me llamó un amigo, que también era como mi hermano, y me echó la bronca porque hacía meses que no nos veíamos. "Últimamente sólo hablamos de temas profesionales -me dijo; éramos los los dos abogados-, así que ¿qué tienes que hacer ahora mismo que sea más importante que tomarte una caña conmigo y charlar?". "Más importante, nada, seguro. Pero tengo que ver que no tenga algo más urgente, por plazo". Comprobé que no y quedamos veinte minutos después. Esa tarde hablamos largo y tendido de muchas cosas e hicimos un repaso a todo. Cuatro días más tarde, me llamaron para decirme que había muerto de un infarto, con treinta y tres años. Se me partió el alma. Aquello marcó mi vida.
Desde entonces tengo claro lo que tú dices: no quiero nunca que lo último con alguien a quien quiero sea un mal rollo, siempre quiero que mi última palabra, mi último gesto, refleje lo que de verdad siento y lo que de verdad importa, por encima de desencuentros puntuales.

TortugaBoba dijo...

Lo siento Melba. Una tragedia.
Yo llevo ya mucho tiempo practicando los "te quiero" y los "te pienso", porque es cierto, la vida es injusta y dura y nunca sabes con quien se cebará la próxima vez.
Beso y ánimo.

Melba dijo...

Hola a todos.

Muchas gracias, Abel. Nunca está demás una palabra de consuelo.

Hadita, gracias. Lamentablemente no queda más que resignarse.

Carlos,coincidentemente Vilma fue profesora mía hace muchos años y desde que nos conocimos nos unió un sentimiento especial.

Paco, muchas gracias. Eres de pocas palabras, pero qué bien sabes llegar.

Querido Javier (de Madrid), muchas gracias por tu apoyo por correo.

Hola, Luar, muchas gracias.

Hola, Javier (de Soria), te agradezco mucho tus palabras, llegan muy bien en este momento.

Gracias, Ulysses. Qué lamentable que ocurran estos hechos. La verdad es que la muerte puede estar acechándonos en cualquier esquina.

Orlando, espero que tu mamá haya pasado momentos muy felices con tu visita. Gracias por tus palabras.

Hola, Carlos (plansendon es también Carlos y de Madrid)tienes mucha razón. Me reconforta haber conversado con Vilma recientemente. Muchas gracias por tus palabras.

TortugaBoba, la práctica de los tequiero y te pienso es muy buena. Con ella sembramos y nos damos alegría.

Para todos y cada uno de ustedes, un fuerte abrazo agradecido.

Melba

sorNataLibrera dijo...

Hoy gracias a ti volví a recordar las últimas palabras que intercambié con mi tía (gran enamorada de Latinoamerica y de Nicaragua en particular donde trabajó como maestra)y sonreí después de tiempo recordandola solo con lagrimas, por ello, gracias, espero que pronto tus lágrimas se tornen sonrisas recordando los momentos lindos compartidos con tu amiga, Melba, no te conozco pero te siento cerca, un abrazo grande desde Sevilla, Nat

Melba dijo...

Hola, sorNatal, muchas gracias por tu visita. Tus palabras me animan. Tu tía aquí en Nicaragua, como maestra, algo hermoso por lo que agradezco a la vez que pienso ¡qué pequeño resulta a veces el planeta!

Un abraz♥