Flor de sacuanjoche

Flor de sacuanjoche
Flor de sacuanjoche-Flor nacional de Nicaragua

miércoles, 7 de abril de 2010

Retratando a mi abuela Petrona González.- Por Melba.

















Plácidos días de verano.
Tardes de encaje,
tejiendo hilos
tejiendo historias.
Tardes de miel:
dulces de piña, merengues, cajetas
y todo lo dulce imaginable.

Artesana de harinas:
las rosquillas, los rosquetes,
el pan blanco y todo un muestrario de piezas
para mojar en el café.

"Ya es la oración"...
"Chigüina, entrá, que te vas a serenar"
Un manto negro cubre los montes de La Jumuyca.
Es la "oración", es la hora de los rezos
a incuestionables misterios de Vírgenes,
ora pronobis, yo pecadores...

La noche aún joven 
da paso a los cadejos y al hombre sin cabeza.
A mujeres que se vuelven monas.
A la llorona gritando¡ay, mis hiiiiijos!
La sombra del caballo de Arrechavala pasa
y un dale de aquelarres que mueven a susto...

A veces, contando en voz baja,
-para que Somoza no escuchara-
las andanzas y hazañas de Sandino:
detras de él, los 'machos' lanzándole bombas
desde los aviones que pasaban "bajito".

En visita a las amigas
y esta planta, ¿de dónde la trajiste?,
y esta flor,  ¿cómo se llama?
Estas galletas se hacen así...
Y qué bueno te quedó el almíbar de naranja.
¿Viste que San Antonio le consiguió marido a la Teresa?
¿Te diste cuenta que Santa Lucía le curó el ojo a Pedro?
Y la hija de la Tencha tuvo varón.
No ha escrito m'ijo y no sé por dónde anda.
Y...Todas las novedades.

En las tardes de invierno con vientos pavorosos
¡vénganse, chigúines, que el viento los va a arrastrar!
Los árboles arrancados de raíz.
Las palmas y el agua benditas frente a la puerta
para conjurar a la naturaleza
¡más fuerte venís, más fuerte mi Dios!

Las candelas benditas para iluminar
el día del Juicio Final.

Días y noches de tierno candor
con mi abuela Petrona cuidando mi niñez.



Dedicado a mi abuela materna, quien falleció en abril de 1965



Nota: La imagen fue tomada de internet.

.

10 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Querida Melba:

Seguro que tu abuela desde el Cielo, te bendecirá.

Es tan hermosa esta poesía, que saca a tu niña interior llena de bellos recuerdos.

Un abrazo, Montserrat

Orlando dijo...

Muy bonita forma de recordar a un ser tan especial como es una abuela. Te felicito Melba y te mando un gran saludo.

Orlando dijo...

Muy bonita forma de recordar a un ser tan especial como es la abuela. Te felicito Melba y te mando un gran saludo

Anónimo dijo...

!que lindo poema! con un collarcito de tus recuerdos de aquella epoca con tu abuela, un beso cielo, te lo hago por anonimo porque no me acuerdo como se hace de la otra manera, javier

Anónimo dijo...

!que lindo poema! con un collarcito de recuerdos de aquella epoca con tu abuela, un beso cielo, javier, te lo hago por anonimo porque no me acuerdo como se hace de la otra manera

Isabel Romana dijo...

Preciosa evocación de tu abuela. Ellas tienen algo mágico, algo especial que nos hace amarlas de una manera muy intensa y tierna. Siempre relacionadas con los dulces y las meriendas, con esos pequeños regalos y golosinas que nos hacen felices cuando somos niños. Me ha emocionado leer este homenaje hecho de amor y memoria. Un abrazo.

Conral dijo...

Querida amiga. Me emocionó tu poema, lleno de recuerdos de tu abuela, las vecinas y lo vivido en aquellos años. Nuestra niñez marca nuestra edad madura, sin duda.
Espero que sigas escribiendo más poemas, relatos y lo que quieras, pues lo haces muy bien y transmites sentimientos, algo que no todo el mundo consigue.
Aprovecho para darte las gracias por tus visitas, tus comentarios y sobre todo por tu cariño.
Un abrazo grande
Conchi

Aaron dijo...

Simplemente maravilloso; deberias escribir un libro, sino lo has hecho ya. Logras emocionar y haces volar hacia esos añorados lugares con todos esos tiernos y dulces detalles.

Gracias por ser, vivir y compartir.
Besos y abrazos linda.

Rudy Spillman dijo...

Melba, las experiencias que retratas en estas estrofas son un elocuente testimonio de los sentimientos por tu querida y recordada abuela.
Hermoso y sentido. Enhorabuena.
Besos, querida amiga.

Ian Welden dijo...

Querida amiga, qué maravilloso poema! Me has sacado lágrimas de nostalgia y suspiros de ausencias.

Un abrazo primaveral,

íAN.